Home Opinión «La Memoria del Agua», una propuesta incómoda