Home Opinión Fui humano, moriré como un marrano