Home Opinión Talión, El reflejo de una sociedad desesperanzada